Existe una modalidad de ojo seco que empeora por la noche y que se debe a un mal cierre palpebral o que tiene relación con problemas en el borde de los párpados. A este fenómeno se le denomina stress evaporativo nocturno.

Existen factores externos e internos que favorecen la aparición de este problema. Entre los factores internos tenemos los relacionados con alergias a los ácaros del polvo, medicaciones o movimientos de aire producidos por aparatos de aire acondicionado o ventiladores. Entre los externos, la posición al dormir, el mal estado de los párpados o la presencia del síndrome del párpado flácido.

Es por ello que debemos estudiar con especial atención a estos pacientes. Para ello, a veces tenemos que realizar una simulación del sueño o realizar un “snap back test” para conocer la elasticidad del párpado y si hay anomalías en ellos o relacionadas como la apnea del sueño.

Confía en nosotros para el cuidado de tus ojos, somos especialistas en el tratamiento y prevención del ojo seco.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies