Consejo del Centro Oftalmológico de Elche.

Los niños deben hacer una exploración inicial de su estado ocular en los primeros años de vida para descartar un ojo vago, que consiste en que el niño no desarrolla la visión, bien por un defecto que se puede corregir con gafas o por una patología que no le permita ver (por ejemplo, una catarata congénita).

Siempre recomendamos que sus progenitores realicen una sencilla prueba que consiste en tapar un ojo y después el otro y comprobar que la visión es similar. Es un método muy sencillo que nos puede ayudar a descubrir un defecto de la visión.

En caso de que detectemos algo, deberemos ponerlo en conocimiento de un oftalmólogo que decidirá si es necesario hacer una exploración completa, dilatando la pupila para descartar algún problema de la retina.

Dicha dilatación también servirá para hacer una graduación correcta de la vista.

Medidas C.O.E. Coronavirus

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies