Los casos de miopía siguen aumentando en los últimos años.

Uso de lentes de contacto para evitar la progresión de la miopía.

El desarrollo de miopía en niños es una de las principales preocupaciones de los oftalmólogos en estos últimos años. Se está constatando un aumento de los casos a edades cada vez más tempranas.

Se han identificado 4 factores de riesgo importantes: la genética (antecedentes familiares), el medio ambiente (los niños más expuestos a espacios abiertos y con luz desarrollan menos miopía), la acomodación (el enfoque de objetos cercanos) y el desenfoque hipermetrópico en periferia retiniana (el uso de gafas para corregir la miopía induce un desenfoque hipermetrópico en la parte periférica de la retina y ello estimula al ojo a crecer, probablemente como un intento de contrarrestar esa hipemetropía).

En esto último se basa el uso de lentes de contacto especiales que reducen este desenfoque e inducen un desenfoque miópico para invertir esta tendencia. Esta es una de las herramientas que empleamos en nuestra clínica para evitar el avance de la miopía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies