GLAUCOMA

  1. ¿QUÉ ES EL GLAUCOMA?

El glaucoma es una de las principales causas de ceguera en el mundo. Esta enfermedad se produce por un aumento de la presión intraocular, que si no se trata a tiempo, puede ocasionar perdidas en el campo visual periférico.

  1. TIPOS DE GLAUCOMA

Existen diferentes tipos de glaucomas:

GLAUCOMA PRIMARIO DE ANGULO ABIERTO: es el más habitual y afecta generalmente a la población mayor de 40 años. A diferencia del glaucoma primario por cierre angular, no se puede tratar con una iridotomía (tratamiento que se emplea en el glaucoma de ángulo cerrado). Por lo tanto, su detección temprana es muy importante.

GLAUCOMA PRIMARIO DE ANGULO CERRADO: se produce un aumento de la presión intraocular (PIO) a causa del cierre del conducto de drenaje del humor acuoso.

Si el cierre se produce de forma súbita, puede desencadenarse un glaucoma agudo, con la consiguiente subida de la presión intraocular.

GLAUCOMAS SECUNDARIOS: son debidos a cirugías intraoculares, medicamentos cuyos efectos secundarios producen una midriasis pupilar (por ejemplo los antidepresivos) o algunas enfermedades oculares como las uveítis.

GLAUCOMAS CONGENITOS: están presentes en el nacimiento y suelen estar asociados a anomalías congénitas.

OTROS GLAUCOMAS: están asociados a otras patologías oculares que requieren de cirugía como por ejemplo, las cataratas.

  1. FACTORES DE RIESGO DE GLAUCOMA.

Existen muchos factores de riesgo que pueden desencadenar un glaucoma, entre ellos:

  • Edad: el glaucoma es más frecuente cuando nos hacemos mayores, especialmente en la población de más de 60 años aunque, como ya hemos mencionado anteriormente, existe un tipo de glaucoma congénito que se da en la infancia.

  • Miopía elevada.

  • Raza africana.

  • Antecedentes en la familia de glaucoma.

  • Enfermedades sistémicas, por ejemplo, la diabetes.

  1. ¿CÓMO PUEDO SABER QUE TENGO GLAUCOMA?

El diagnóstico de glaucoma se determina en las consultas oftalmológicas. En ella se realizan una serie de pruebas determinantes para su diagnóstico, entre ellas encontramos:

  • Medida de la presión intraocular (PIO).

  • Observación del nervio óptico.

  • Campo visual: con ella podemos analizar la pérdida de campo visual presente.

  • Tomografía de coherencia óptica (OCT): con esta prueba podemos analizar con mayor exactitud la pérdida de fibras ganglionares en la retina.

Medidas C.O.E. Coronavirus

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies