Contacto

Clínica Oftalmológica Doctores Campello
Joan Carles, I nº 2, 2º
03203 Elche

 

Teléfono:965458847 | 629151342

Fax: 965424690

Mail: admin@oftalmologiaelche.com

HORARIO: Lunes a viernes: 9 a 14 horas y 16 a 20 horas.

 

 

O bien utilice nuestro formulario de contacto.

  Oftalmólogos Elche

Dr. Campello Elche Dr. Jaime Campello Lluch

Degeneración macular asociada a la edad - Centro Oftalmológico de Elche

En el centro de la retina, la mácula, permite ver los detalles finos y el color.  A medida que avanza la edad, la mácula se desgasta -lo que se denomina degeneración macular "seca" relacionada con la edad-. En la degeneración macular "húmeda" relacionada con la edad, los vasos sanguíneos enfermos que sangran y cicatrizan crecen en la mácula.  La visión central de pronto se enturbia o se distorsiona y es necesario visitar al oftalmólogo dentro de las 48 horas siguientes.

 

 

En el COE somos especialistas en el tratamiento mediante antiangiogénicos para la curación de la DMAE (degeneración macular asociada a la edad), hoy en día es el tratamiento de primera línea.

 

El Doctor Campello es socio de la SERV (Sociedad Española de Retina y Vítreo).

 

El tratamiento depende de la posición de los vasos sanguíneos enfermos.  Si son muy visibles y no están en el centro de la mácula, el tratamiento con láser los destruye.  Si son claramente visibles y centrales, se puede hacer terapia fotodinámica, que consiste en inyectar un colorante en el brazo que llega a los vasos sanguíneos enfermos.  Entonces el colorantes de estos vasos es activado por el láser y se destruyen. Ambos tratamientos previenen que la enfermedad empeore, aunque ambos tratamientos no están indicados en la mayoría de los pacientes.

 

Si la visión central está perdida en un ojo, el otro ojo tambien podrá verse afectado.  La visión central del ojo "bueno" se investiga usando la rejilla de Amsler.  Hay que mirar cada día el punto central utlizando las gafas para leer mientras se tapa el ojo "malo".  Si las líneas se ven unidas o borrosas al mirar el punto central, es necesario visitar urgentemente al oftalmólogo.

 

Pocas veces puede hacerse un agujero en la mácula.  Una vitrectomía con burbuja de gas puede tapar el agujero.  La visión lateral permanece, y una buena luz y las gafas de aumento pueden ser de utilidad.  Es conveniente acudir a asociaciones para personas con problemas de visión para recibir ayuda.

 

Angiografía con fluoresceína

En la angiografía con fluoresceína se toman una serie de fotografías para observar el aporte sanguíneo a la retina.  En consultas externas, el paciente recibirá una inyección de un colorante amarillo denominado fluoresceína en una vena del brazo.  La inyección puede marear un poco, pero pronto pasa.  El colorante viaja por los vasos sanguíneos del cuerpo, incluso por los vasos de la parte posterior del ojo.  La barbilla se apoya en un soporte modulable y la frente se apoya contra una banda para asegurar que los ojos estén en posición correcta.  Durante los minutos siguientes se toman rápidamente una serie de fotografías con una luz azul brillante. 

 

La fluoresceína hace que la piel y la orina se vuelvan amarillentas durante unas pocas horas.  Si existe diabetes, la angiografía con fluoresceína puede usarse para mostrar el grado de bloqueo o pérdida que sufren los vasos sanguíneos de la retina.  Esto ayuda a determinar el tipo de tratamiento con láser que se necesita.

 

Si hay degeneración macular "húmeda" relacionada con la edad (hemorragia a través de los vasos sanguíneos en la retina), el oftalmólogo usa la angiografía con fluoresceína para decidir la indicación de tratamiento con láser o con terapia fotodinámica.

 

Tratamientos Volver a TRATAMIENTOS

¿Qué es la DMAE?

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es una enfermedad que afecta a la zona central de la retina, la mácula, en personas mayores de 50 años. Como su nombre indica es una enfermedad degenerativa, imposible de revertir una vez iniciada, ocasionando una pérdida progresiva de la visión central.

 

Se estima que en España la proporción de pacientes mayores de 65 años con DMAE es del 13,7%, siendo más prevalente la forma neovascular de DMAE con el 1,9%. Esto significa que si la población española de mayores de 65 años estimada hasta la fecha del 1 de Enero del 2017 es de 8.843.324 habitantes, cerca de 170.000 de ellos podrían presentar DMAE en al menos un ojo.

 

Existen dos tipos, la DMAE seca o atrófica y la DMAE húmeda o exudativa. La primera es la más común. El paciente pierde de forma gradual la capacidad de distinguir los detalles pequeños. Su evolución es lenta y gradual. En esta fase no hay tratamiento, sólo métodos de prevención.

 

La DMAE húmeda o exudativa, es un estadio avanzado de la enfermedad en el cual se acumula líquido en la retina. La pérdida de visión central es mayor. En este tipo de DMAE sÍ encontramos tratamientos para eliminar el líquido producido en la retina, con inyecciones de antiangiogénicos.

¿Cómo sé si tengo DMAE?

Es importante identificar los primeros síntomas de la DMAE. En las fases iniciales, las líneas rectas se ven onduladas o distorsionadas. En las fases más avanzadas se aprecian unas zonas oscuras “manchas fijas” en el centro del campo visual.

 

 

Para la detección de estos síntomas, podemos utilizar la rejilla de Amsler. Los pasos a seguir para la exploración serían los siguientes:

 

  1. Nos ponemos las gafas de leer
  2. Colocamos la rejilla a unos 30cm-40cm
  3. Nos tapamos un ojo y miramos a un punto central
  4. Si las líneas las vemos deformadas o desaparecen algunas, puede tener afectada la mácula.

¿Qué debo hacer si tengo DMAE?

La pérdida de visión debido a la DMAE es irreversible, pero si podemos seguir unos consejos para prevenir, antes de que sea demasiado tarde. Unos consejos serían:

 

  • A partir de los 50 años visitar al oftalmólogo regularmente, sobre todo si hay antecedentes de DMAE
  • Usar gafas de sol
  • Evitar el sobrepeso y el tabaco
  • Seguir una dieta equilibrada en Omega 3, vitamina C, vitamina E, luteína y zeaxantina. Algunos alimentos ricos en estos complementos son: Salmón, sardinas, boquerón, caballa, atún, brócoli, col, espinacas, perejil, quinoa, nueces, avellanas, aceite de oliva, carnes rojas, entre otros.
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Clínica Oftalmológica Doctores Campello